Partiendo de las propuestas de mejora señaladas en la memoria del curso 2017–2018 y considerando que la coordinación entre los diferentes equipos y etapas  es imprescindible para la consecución de nuestros objetivos, pasamos a enumerar los que hemos programado, a nivel general, para este curso.

  • Promover la participación y colaboración de toda la comunidad educativa a través de diferentes actuaciones.

El centro sigue siendo un año más un espacio abierto dónde todo el que venga a sumar es bienvenido. A lo largo del curso asociaciones culturales (Rondalla, Asociación Cultural Guirigall, Escuela de Música…) empresas (cooperativas, pequeño comercio…) o instituciones (comarca, bomberos, ayuntamiento, AMPA) forman parte del día a día del centro y colaboran con nuestros alumnos en diferentes actividades. No hay que olvidar la colaboración de los padres en diferentes momentos del año que siempre están predispuestos a ayudar.

Claro ejemplo de todo esto son las jornadas “Más que palabras” dónde se ha conseguido la colaboración de prácticamente todo un pueblo para que un fin de semana de Septiembre todo gire en torno a la Animación a la Lectura. (http://cpmaella.wixsite.com/masquepalabras). Además estas jornadas sirven cómo punta de lanza de uno otro de los objetivos del centro como es el de la Competencia lingüística y la animación a la lectura y que llevará asociado  la visita de diferentes autores y actividades a lo largo del curso.

  • Fomentar la convivencia de toda la comunidad educativa con el fin de conseguir la inclusión y adquirir hábitos saludables relacionados con la competencia social y ciudadana con miras a prevenir conflictos, intolerancia, violencia escolar y de género.

Cada vez nuestra sociedad se asemeja más a un mosaico, dónde nuestros alumnos conviven con alumnos de otros lugares. Es un reto y una obligación para nuestro centro que tod@s se sientan integrados y que no existan problemas de integración siendo todos bienvenidos. Pero ello debe venir acompañado no sólo del esfuerzo de los profesionales sino con medidas por parte de la administración ya que es complicado dar cierto tipo de respuestas. Este año con el fin de una integración rápida de alumnos provenientes de países con desconocimiento de castellano se volverá a poner en práctica el AULA DE ESPAÑOL. Además, las clases de tutoría serán aprovechadas para hacer frente a los posibles problemas que surgen en el día a día, al mismo tiempo que tratarán de prevenir posibles conductas relacionadas con la violencia escolar y/o de género

  • Analizar resultados académicos y vertebrar un plan de apoyos que trate de dar respuesta a la diversidad del alumnado.

Volvemos de nuevo a pedir el esfuerzo de la administración ya que el de los profesores existe, pero con buena voluntad no se llega. Necesitamos profesionales formados y especialistas que puedan cubrir las necesidades del centro y por lo tanto pedimos que la plaza perdida de Audición y Lenguaje pueda recuperarse ya que hay  alumnos diagnosticados que presentan problemas graves y tendrían que ser tratados por una logopeda (recordamos que entre los alumnos se encuentra un alumno que nació con labio leporino y otro con Trastorno Específico del Lenguaje)

  • Continuar con los dos proyectos que vertebraron el curso pasado y que fueron evaluados positivamente en la memoria de fin de curso: Las emociones y el Huerto Escolar. Además la formación girará por segundo año entorno a la educación emocional, esperando que ello redunde en un mejor ambiente en las aulas y en estrategias para nuestro alumnado para gestionar mejor sus emociones.
  • Lograr la inclusión de la comunidad educativa incidiendo en el aprendizaje de normas, hábitos y actitudes para asegurar un buen clima social entre todos.
  • Revisar las programaciones y el Proyecto Educativo de Centro con el fin de adecuarlas a los proyectos y nuevas realidades
  • Articular las sesiones de tutoría como momentos para la reflexión para favorecer el autoconocimiento de nuestros alumnos para ayudarles a desarrollar una personalidad madura en sus múltiples facetas de forma que se integren y colaboren en su crecimiento y adaptación de la sociedad en la que viven
  • Mejorar los mecanismos de coordinación entre ciclos y etapas con el fin de recoger la información más importante del grupo y sus alumnos y que pueda ser considerara de especial relevancia para años posteriores.

Este objetivo se vuelve especialmente importante cuando nos encontramos con una línea de trabajo sin libros. Es importante en todo momento hasta dónde se llega en cada una de las áreas.

 

 

Deja un comentario